Make your own free website on Tripod.com

A finales del siglo pasado el fútbol americano todavía no estaba reglamentado y se jugaba mas con buena voluntad que con técnica, más con entrega y espíritu que con utilería apropiada y puede señalarse que el primer juego disputado en tierras mexicanas se realizó en los llanos de Jalapa, Veracruz, en el año de 1896.

Si bien hasta 1929 se lanza la primera convocatoria para llevar a cabo el primer torneo organizado, en el cual intervienen la Asociación Cristiana de Jóvenes (la famosa "guay" o YMCA), la UNAM, el Centro Atlético y el Deportivo Internacional.

Desde luego, según lo afirman algunas versiones, en 1926 se integra el que se considera primer equipo formal de fútbol en el Instituto Técnico Industrial -¡ITI-, con la dirección de Lauro Mendoza Ángel, y que llegaría a constituirse en la base del más fuerte representativo del ITI en 1934.

Pero hay que señalar, tal vez como antecedente de ello, que para 1926 ya había otros equipos incipientes de las Escuelas Técnicas, como es el caso del representativo de la Escuela de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (conocida como EIME desde 1921 hasta 1931), el de la Escuela de Comercio -que dirigía el "all american" José Martínez Zorrilla-, el de Constructores y otros mas.

Aunque se debe reconocer que el equipo que mayor apoyo recibió de parte del ingeniero Wilfrido Massieu (tal vez por el gran entusiasmo de sus participantes) fue el del ITI, que ya en 1933 era reconocido por su espíritu indomable.

El éxito que alcanzan varios jugadores que actúan en la categoría superior los proyecta para integrar la Selección, como respuesta a la convocatoria que publica el entonces Presidente de la Federación Deportiva de las Escuelas Técnicas, doctor Octavio Gómez Haro, y es así como llegan a la escuadra nacional Ernesto Villarreal, Antonio Romay, el propio Gómez Haro (quien asume la capitanía del equipo), Juan Ugalde, Tepechín, José Ruiloba, Manuel Crespo, Jorge Navarro, Arturo Enrique Díaz Cortés, Rodolfo Martínez Soto, Salvador Pinal, Manuel Uruchurtu, Luis Amezcua, Antonio Cámalich, Alberto Parra, Armando Gómez Aceves, José Manzanilla, Rafael Brizuela, Eugenio Durand, Mario Vázquez Lugo, Rafael Santín, Francisco Peláez, Alfredo Rodríguez H., Oswaldo Olvera, Vicente Cosme y el masajista Enrique Novoa.